LLÍRIA
El alcalde de Llíria, Manolo Civera, aboga por "una gestión transparente y ejemplar de los residuos"
El primer edil ha visitado la planta de tratamiento de Llíria del Consorcio Valencia Interior
REDACCIÓN - 24/07/2015
Manolo Civera en la planta de residuos del CVI. //EPDA
Manolo Civera en la planta de residuos del CVI. //EPDA

El alcalde de Llíria, Manolo Civera, ha visitado la planta tratamiento de residuos urbanos del Consorcio Valencia Interior situada en el municipio edetano, para comprobar en primera persona el funcionamiento de la instalación y los niveles de recuperación de materiales. De hecho, el primer edil ha querido destacar que una eficiente gestión de los residuos "es fundamental para el medio ambiente y el día a día de los 250.000 vecinos de los 61 municipios, de las 5 comarcas, que componemos el Consorcio".

Igualmente, Manolo Civera ha manifestado que, "entre todos los alcaldes que integramos esta entidad supramunicipal, hemos de incidir en llevar a cabo una gestión transparente y ejemplar de nuestros residuos, y por ello el Consorcio Valencia Interior puede convertirse en un referente en la gestión de residuos a nivel nacional".

Para el alcalde edetano, "las líneas estratégicas de la administración del Consorcio han de centrarse en la concienciación y en la participación ciudadana, para que entre todos podamos separar más en origen y recuperar aún más materiales para su posterior reciclaje, y hemos de innovar en fórmulas como el aprovechamiento máximo de los residuos para convertirlos en bioenergía y energías limpias". Hay que recordar que esta entidad opera también 20 toneladas de restos vegetales provenientes de las podas, "a los que se puede dar un aprovechamiento mejor".

80.000 toneladas anuales

Actualmente, la planta de tratamiento de Llíria trata 80.000 toneladas de residuos urbanos anualmente y en ella trabajan cerca de 50 personas. En los meses de verano, donde los municipios de los Serranos, Utiel-Requena, Rincón de Ademuz, la Hoya de Bunyol-Chiva y el Camp de Túria acogen a centenares de veraneantes, la instalación funciona a pleno rendimiento.

Durante la visita, el director de la planta, Víctor Soler, de la UTE Ecored, explicó al alcalde cómo es el proceso de recepción, pesaje, y separación de los residuos para su posterior tratamiento. En la actualidad, la instalación de Llíria es una de las más eficientes de la Comunidad Valenciana, y en ella se recuperan de la bolsa de la basura un 9% de residuos férricos, de aluminio, de papel cartón y de plásticos, que deberían haberse separado en origen pero que se han tenido que dividir en la planta.

Además, el 50% de los residuos urbanos que entran en las instalaciones son utilizados para hacer compost, con lo que sus niveles de recuperación y consiguientemente los de desecho, cumplen con lo establecido en la normativa europea y el Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana.