Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
YOLANDA SÁNCHEZ

El pacto de la voluntad

Portavoz del PSPV-PSOE en el Ayuntamiento de Albalat dels Sorells
- 26/07/2019
Yolanda Sánchez. EPDA Yolanda Sánchez. EPDA

La noche del 26 de mayo todos sabíamos que tendríamos que sentarnos a hablar, todos sabíamos que tendríamos que sentarnos a negociar.

El PSPV-PSOE había subido 199 votos, lo que era un reflejo del trabajo llevado a cabo en la legislatura anterior y lo que suponía que éramos el único partido de la corporación local que había subido en número de concejales.

Los resultados de esa noche electoral podrían ser objeto de muchas lecturas, pero lo más importante era la necesidad de pactar para llegar a un acuerdo, porque así lo habían decidido los electores, ese era el mandato del pueblo de Albalat dels Sorells y ese era el objetivo que nos marcamos.

Pasaron unos días, no muchos, lo suficiente para recuperarnos de la resaca electoral y nos pusimos a trabajar. Se constituyó el equipo negociador y se produjeron los primeros contactos. Estábamos ilusionados y responsabilizados para continuar trabajando para el pueblo.

El "timing" era diferente al de las negociaciones del 2015, de hecho había dos plazos para llegar a un pacto. El primero de ellos finalizaba el 15 de junio y tras tres reuniones no se pudo alcanzar un acuerdo satisfactorio para las dos partes. Estuvimos muy cerca, dos flecos impidieron llegar a ese sábado con un documento común. La decepción era palpable ese día, no sólo en nuestro equipo, sino también en los miembros de Compromís. Fue una investidura fría, en la que el Alcalde fue elegido únicamente por sus concejales. Pero el tiempo no había terminado, teníamos que alcanzar un acuerdo y la segunda parte del partido comenzó nada más terminar la primera.

La ilusión, las ganas y la voluntad de acercamiento estaban intactas, teníamos un nuevo plazo, el 15 de julio, la fecha parecía lejana, pero como siempre el paso del tiempo es inexorable y no podíamos perder una oportunidad como aquella, una oportunidad que nos habían brindado nuestros vecinos. La coalición de gobierno de la pasada legislatura había subido más de 250 votos y eso nos dotaba a ambas formaciones de argumentos necesarios para seguir trabajando juntos.

Los equipos negociadores volvieron a reunirse, el acuerdo programático estaba sobre la mesa y se veía en el estado de ánimo de los equipos negociadores las ganas de empezar.

Diferencias de matiz, la impronta que cada uno quería dejar en el papel hacían que por momentos la cuerda se tensara más de lo conveniente. Pero al final se impuso la razón, se impuso la responsabilidad que los servidores públicos tenemos con nuestros conciudadanos, al final se impuso la voluntad de querer llegar a un acuerdo y de seguir caminando juntos y hacer de Albalat un pueblo para que cada vez se viva mejor.

Me gusta pensar que la voluntad de unos pocos hizo realidad el sueño de muchos.

Categorías de la noticia

Otras noticias en Opinión

Cronista Oficial de Casinos. Académico de la R.A.C.V.

Otras noticias en sucesos

La víctima les había robado dinero y heroína que guardaban en la casa
La Policia Local de Paterna ha abierto diligencias penales contra el conductor del camión, que transportaba una viga de 40 metros de longitud y 35 toneladas de peso, por un presunto delito contra la seguridad vial
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.