Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
Iniciar búsqueda
Cerrar
NUEVO TABLERO ELECTORAL

Martínez Sospedra (catedrático de Derecho Constitucional): "Vox no será un partido insignificante pero tampoco importante"

"El éxito de Podemos exige la destrucción del PSOE"
PILAR TAMAYO - 08/12/2018
Manuel Martínez Sospedra. EPDA Manuel Martínez Sospedra. EPDA
Federico Varona. EPDA Federico Varona. EPDA

Los andaluces han puesto patas arriba el tablero político español. Analizamos la eclosión de Vox y la debacle socialista con el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Cardenal Herrera-CEU Manuel Martínez Sospedra y el economista Federico Varona.

El mapa electoral andaluz no es extrapolable a la Comunitat Valenciana, donde "no es imposible que Ximo Puig siga siendo el presidente pero con otros socios si los números le dan, concretamente Ciudadanos". El PP debe volver al centro para no presentarse como "la copia de Vox, un partido que no será insignificante pero tampoco importante. Es una estrategia suicida emularlo". Y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debería convocar un súper domingo porque "cuanto más tarde, más difícil le resultará salvar los muebles con un socio principal, Podemos, que no es su competidor sino su enemigo y cuyo éxito político es destruirlo o subordinarlo", defiende Martínez Sospedra.

¿Y qué efectos generan las elecciones andaluzas en la economía? "Una bajada de impuestos no es aplicable en el corto plazo pero sí lo es corregir el dumping fiscal para que todos los españoles paguen lo mismo vivan donde vivan". La eclosión de Vox, advierte Varona, "es una cucharada más de azúcar en la inestabilidad que retrae la inversión extranjera".

¿Los resultados de las elecciones andaluzas son extrapolables a la Comunitat Valenciana?

No. Aquí no existe un gobierno que lleve 40 años sin alternancia con los efectos perversos que eso produce. Tampoco hay el grave problema de recepción de inmigración ilegal. Sí es común el anticatalanismo con una versión étnica del nacionalismo español, el rechazo a ciertos tipos de inmigración y la preferencia nacional. ¿Qué puede ocurrir? No se sabe. Si en mayo sólo hay elecciones municipales, autonómicas y europeas, Vox tendría más posibilidades de obtener buenos resultados. Si finalmente se produce un súper domingo, a Vox le iría peor porque las legislativas tirarían del voto en la urna europea, municipal y autonómica.

No parece que Sánchez vaya a adelantar elecciones.

El tiempo juega en su contra desde el principio y cuanto más tarde, más difícil tendrá salvar los muebles. No creo que exista posibilidad política de prolongar la situación de un gobierno con apoyo de menos de una cuarta parte del Congreso, que es incapaz de aprobar unos presupuestos y que no puede contar con sus socios. Encima, su apoyo principal, Podemos, defiende como su éxito político la destrucción del PSOE. Pensar en agotar la legislatura así es estar fuera de este mundo. La decisión racional, si pueden aguantar, es hacer un súper domingo. La duda es si puede llegar hasta mayo o se ve forzado a convocar entre finales de este mes y mediados de enero para hacerlas en marzo. Hay un 60% de probabilidades de que haya un súper domingo, entre un 15 y un 20% de aguantar hasta otoño y entre un 10 y un 15% que convoque a mediados de enero como tope.

¿Se reeditará el Pacto del Botánico?

Depende de los números pero si salen, los socialistas cambiarán de socio. Si tuviera que apostar, lo haría por una coalición entre el PSOE y Ciudadanos y no descartemos que algo parecido, vestido de otra manera, acabe pasando en Andalucía. Hablarán las urnas pero no veo imposible que Puig siga siendo el president de la Generalitat.

¿Dejar a Oltra en la oposición?

Sí, sí, exactamente así. Compromís cometió en su día un error estratégico. Tenía la posibilidad de convertirse en algo parecido a un partido nacional valenciano, atrayendo a las clases medidas urbanas y cuando tuvo que decidir si concurría en coalición con Podemos, se equivocó y se ha autocondenado a ser un híbrido entre el populismo y el nacionalismo. En estas condiciones, es difícil poder aspirar a ser el partido más votado en la Comunitat Valenciana.

¿Y en Valencia ciudad?

No veo el cambio tampoco. Para ser exactos, no creo que el PSOE pueda formar mayoría solo o con Ciudadanos porque ambas formaciones tienen un problema estructural y es que en la ciudad son extremadamente débiles y en estas condiciones es complicado obtener un buen resultado aunque se tenga un buen candidato. Si, además, no se tiene, las cosas se complican más. Es posible que continuara algo parecido en el Ayuntamiento de Valencia.

Si Podemos quiere engullir al PSOE, su situación de cara a establecer pactos es endiablada.

El éxito de Podemos exige la destrucción del PSOE o, como mínimo, la subordinación al caudillaje del partido populista. No es que lo diga yo sino que lo dijo el señor Iglesias que aspira a ser una especie de peronismo español importando las técnicas del populismo sudamericano. A mí no me parece un proyecto político viable pero es el de Podemos. Podemos es un enemigo para el PSOE y no un competidor como sí lo son Ciudadanos, PP y Vox. Además, el PSOE tiene un problema común a la socialdemocracia europea: no tiene un proyecto político reconocible y, claro, así difícilmente puede ofrecer un programa particular. Tiene un futuro problemático. Un partido socialista sin socialismo no puede vivir a la larga. Debe ver qué son y qué venden.

¿Al PSOE le interesa más un socio como Ciudadanos?

Las relaciones serían menos conflictivas y el grado de coincidencia política sería igual o mayor.

¿Vox es un partido de extrema derecha?

Las amistades son las que son y estamos ante un partido que se inscribe en una corriente ampliamente difundida en Europa que se alimenta de la nostalgia del estado nacional y predica una especie de nacionalismo identitario. No es un partido fascista, eso sí. Uno de los problemas crónicos de la izquierda es tratar de entender el nacionalismo populista como una reedición del fascismo o del franquismo y no tiene que ver una cosa con la otra. Es un fenómeno nuevo y distinto de derecha radical.

¿Cómo se explica su eclosión?

En el caso andaluz, por el decantamiento de un sector del electorado: entre 8 y 9 son antiguos votantes del PP. Lo que pierde el PP es lo que gana Vox. Además, es más complicado porque hay voto no conservador por el fenómeno de cansancio y descontento. Ha llegado a recoger apoyos de Podemos en escasa cantidad, pero significativa, y este trasvase se ha producido en los últimos 3 días de campaña. Entonces decimos que han fallado las encuestas pero hay que tener en cuenta que las que se pueden publicar se hacen como tarde entre 10 y 8 días antes de las elecciones y entonces había un 25% de indecisos. En ese momento, son incapaces de enviar el mensaje de que algo está cambiando. El tiempo dirá si Vox será capaz o no de retener ese voto.

¿Los pactos de Pedro Sánchez con Podemos e independentistas explican la debacle socialista?

No tienen la relevancia que se le ha dado pero sí hay una imagen especulada del nacionalismo catalán, versión Puigdemont, en un nacionalismo español. El motor fundamental es el nacionalismo étnico. La estructura mental es extraordinariamente similar y esto es lo nuevo y aproxima a Vox al Frente Nacional Francés, a Alternativa por Alemania… En el caso de Andalucía, la variable principal que explica el fracaso socialista es la abstención de su electorado. El gobierno de la señora Díaz ha sido manifiestamente mejorable y ha introducido un factor nuevo que es una aguda división entre incondicionales y no incondicionales a su figura. Hay un factor general de cansancio porque hasta el domingo el PSOE andaluz era una anamolía democrática al llevar casi 40 años gobernando ininterrumpidamente. Sólo hay un caso similar en Europa y esto genera un caldo de cultivo con mala gestión, clientelismo y corrupción y llega un momento que la gente se harta. ¿Y por qué no ha subido el PP? Porque los ciudadanos han expresado su voluntad de que esto cambiara.

¿El PP tiene que girar a la derecha o virar al centro?

Se equivoca yendo a la derecha. Vox pretende suprimir las autonomías, que es una postura que defiende entre el 18 y el 20% de la población en las encuestas. Y el PP a continuación llega y dice que va a recentralizar. Pues ¿qué quiere que le diga? Aparece como la copia. ¿El elector normal elige al original o la copia? Es una estrategia suicida que además fractura al PP.

¿Los populares seguirán siendo el más votado en el centro derecha?

Sí pero para tener posibilidades reales de ser el más votado dependerá de la orientación política de la dirección del PP. El campo de crecimiento de Vox no es grande y sólo puede crecer captando votos de otros populistas y del PP. No hay más. En Europa no hay ningún caso en que un partido de extrema derecha se haya comido al conservador existente.

¿Qué futuro le aguarda a Vox?

El tema andaluz trae preocupación a los demás partidos porque hasta ahora éramos una anomalía en la Europa occidental. El recorrido con las propuestas de Vox será reducido. No será un partido insignificante pero tampoco importante. Será incordiante y molesto.

FEDERICO VARONA: ''ME GUSTARÍA VIVIR SIN IMPUESTOS PERO ES IMPOSIBLE''

Vox ha irrumpido con fuerza en el Parlamento andaluz con "medidas económicas muy impactantes pero sin un plan económico sólido. A todos nos gustaría vivir sin pagar impuestos pero es imposible", advierte el asesor fiscal Federico Varona. Las bajadas generalizadas que prometen en su programa electoral de IRPF e Impuesto de Sociedades son, en el corto plazo, "de difícil aplicación". Quieren seguir la conocida como teoría de la servilleta que aplicó Ronald Reagan en EEUU: "Cuando bajas la presión fiscal, aumentas la recaudación porque a partir de una cifra, no compensa defraudar. Es decir, si el IVA es inferior al 21% actual, habría menos economía sumergida porque la gente pagaría", explica Federico Varona.

El programa económico de los de Abascal sí recoge otras promesas "viables en el corte plazo y entendibles como corregir el dumping fiscal del que habla Mónica Oltra: que todos los españoles paguemos los mismos impuestos vivamos donde vivamos y que no es ni más ni menos que respetar el precepto constitucional de igualdad entre españoles".

Más allá de los anuncios de Vox, ¿unos resultados tan inesperados aumentan la inestabilidad económica? Responde Varona: "El que manda, Pedro Sánchez, tiene 84 votos y sus socios están apoyados por Venezuela y por partidos con dirigentes o bien en la cárcel o bien huidos. Además, debemos el 100% del PIB, tenemos un 15% de paro… A ello sumemos la cucharada de azúcar que ha puesto Andalucía".

Federico Varona reitera: "España no presenta suficiente estabilidad para invertir y el mercado no quiere extremos. A nuestra economía le falta confianza, muy dañada después del cambio de la legislación en energías renovables en 2010. Tú no puedes cambiar las reglas del juego a mitad de partido".

Categorías de la noticia

Otras noticias en Comunitat

Se une a las 1.500 personas del camping de Crevillent

Otras noticias en sucesos

La Policia Local de Paterna ha abierto diligencias penales contra el conductor del camión, que transportaba una viga de 40 metros de longitud y 35 toneladas de peso, por un presunto delito contra la seguridad vial
El PSOE elige Paterna por contar su cementerio con más de setenta fosas comunes con los restos de 2.238 represaliados del franquismo
Comparte la noticia
Eventos y digitales valencianos, S.L. Todos los derechos reservados
-


Otros productos de Eventos y digitales valencianos, S.L.